.

Publicidad

lunes, 15 de febrero de 2016

Juez de Tribunal Supremo de EE.UU. murió en un rancho de caza, según medios

WASHINGTON. El juez Antonin Scalia, voz conservadora del Tribunal Supremo de EE.UU., murió este sábado a los 79 años por un ataque al corazón y en un lujoso rancho de caza del oeste de Texas, famoso entre las estrellas de cine y la realeza europea, según indicaron hoy medios locales.
El juez asociado de la Corte Suprema de los Estados Unidos Antonin Scalia en una imagen del lunes 8 de febrero de 2016, en el Club Económico de Nueva York La prensa retrató hoy las circunstancias de la muerte del magistrado, cuyo cuerpo descansó desde primera hora del domingo en las funerarias “Anochecer” de El Paso (Texas, EE.UU.) a donde se desplazaron familia y amigos del magistrado, nombrado para el Tribunal Supremo en 1986 por el entonces presidente, Ronald Reagan.
“La Casa Funeraria Anochecer se encargará de las preparaciones locales y de la logística para su retorno hacia su lugar final de descanso”, indicó en un comunicado la funeraria, que dijo que no facilitaría ningún tipo de información personal a la prensa por respeto a la familia.
El Líder del pensamiento conservador durante sus tres décadas en el Tribunal Supremo fue encontrado muerto el sábado en una habitación del rancho “Cibolo Creek”, un complejo de lujo construido en torno a tres fuertes del siglo XIX y famoso entre las estrellas de Hollywood y la realeza europea.
Medios locales, como The Washington Post, aseguran que pasaron horas hasta que las autoridades pudieron encontrar a un juez de paz que pudiera pronunciar la muerte del honorable magistrado en el remoto rancho del oeste del estado de Texas, ubicado a media hora de la frontera con México.
El juez de paz que llegó al rancho pronunció la muerte de Scalia sin ver el cuerpo, decidió no ordenar una autopsia ya que consideró que el juez había muerto por causas naturales y se lo comunicó al Cuerpo de Aguaciles de EE.UU., según medios locales.
Sin embargo, citando a la jueza Cinderela Guevara, la televisión WFAA-TV de Dallas (Texas, EE.UU.) aseguró hoy que el certificado de muerte del magistrado mostrará que murió por un ataque al corazón.
Scalia, que vivía en el estado de Virginia, ha recibido durante todo el fin de semana las alabanzas de políticos, intelectuales y compañeros del Tribunal Supremo, como la jueza Ruth Bader Ginsburg, que aseguró que Scalia y ella fueron “mejores amigos” durante treinta años a pesar de sus diferencias ideológicas.
Nacido el 11 de marzo de 1936 en Trenton (Nueva Jersey, EE.UU.), Scalia tenía 79 años, era católico, padre de nueve hijos y tenía 33 nietos.
El Tribunal Supremo de EE.UU. debe estar formado por nueve jueces, con cargos vitalicios, y hasta ahora había cinco conservadores y cuatro progresistas, por lo que un nuevo nombramiento del presidente Barack Obama -ya designó a dos juezas- podría inclinar la balanza a favor de los progresistas.
El nombramiento de un nuevo juez, con el poder de moldear las leyes de Estados Unidos, llega en un momento crucial para el país, inmerso en un competitivo proceso de primarias para nombrar al aspirante demócrata y republicano que competirá por la Casa Blanca en las elecciones presidenciales de noviembre de este año. EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario